Introducción

A finales del verano los huertos están llenos de alegría y de berenjenas. Las hay moradas, blancas y rayadas. Para elegir una buena berenjena aprieta suavemente con un dedo y se cede es que es buena! En esta receta te explicamos, paso a paso, como elaborar una deliciosa salsa probiótica para condimentar tus platos con alegría.

Instrucciones

1 – Lavar las berenjenas y calentar el horno, por arriba y por abajo, durante unos 10 minutos a aproximadamente 180º.

2 – Con un cuchillo de punta se pincha las berenjenas, por varias partes, y se colocan en la bandeja del horno.

3 – Asar las berenjenas entre 45 minutos y 1 hora, hasta que estén bien escalivadas.

4 – Con cuidado para no quemarse, en caliente: Se cortan las berenjenas escalivadas por el medio, en el sentido longitudinal. Se retira la pulpa con una cuchara y se coloca en el vaso de la batidora. El liquido que resulta de la cocción de las berenjenas también se añade a la batidora.

5 – Se abre la capsula de probiótico y se añade el polvo a la pulpa de berenjena. También la crema de almendras, el plasma marino y el zumo de lima. Todavia en caliente: Se mezcla y se bate todo bien y se traspassa a un tarro de cristal.

6 – Se coloca el tarro de cristal, destapado, dentro del horno, aprovechando el calor residual para activar el fermento durante un par de horas.

7 – Se tapa bien y se pone en la nevera. Pasado 48 horas ya puedes degustar el yogur de berenjena y lima.

Notas:

Hemos utilizado  el Floragen:  una cápsulas de suplementos nutricionales con probióticos de MIMASA – Ifigen (www.mimasa.net).  El Plasma Marino  es de Ibiza y Formentera, agua de mar (www.ibizayformenteraaguademar.com) que dispone de una mayor concentración de minerales así como una mejor asimilación. Se comercializa en botellas de cristal.  Ambos productos los puedes encontrar o pedir en las tiendas dietéticas y de productos naturales.
El yogur de berenjena y lima sirve de condimento para diversos platos como las ensaladas crudas o tibias, verduras a la plancha o al vapor. También se puede utilizar como acompañamiento de carnes blancas o pescado, etc…  Se recomienda utilizar 1 o 2 cucharadas soperas colmadas de este yogur por comensal y por ingesta.
Se  conserva en la nevera y tapado durante aproximadamente una semana. El aroma que desprende, así como su sabor,  es ahumado, fresco y ligeramente acido.

Recetas: Yogur de berenjena y lima de MacroSeny

Somos lo que compartimos