Preparación

1 – En una sartén, con un poco de aceite saltear la cebolla con una pizca de sal hasta que se ablande un poco. Añadir la alga arame hidratada y escurida y saltear un par de vueltas más para que se mezcle bien con la cebolla. Añadir los champiñones lavados y laminados, otra pizca de sal y ir salteando de vez en cuando, a fuego medio hasta que suelten y se evapore todo el liquido.

2 – Escurrir las lentejas que han estado previamente, al menos, 2 horas de remojo. Lavarlas y escurrilas. Triturar las lentejas con una cucharada sopera de tamari  y otra  de aceite.  Debe una pasta espesa, no demasiado liquida. Si hace falte, se añade agua a poco a poco hasta obtener la consistencia deseada.

3 – Mezclar con las verduras salteadas. Poner un chorro de aceite en una sartén limpia a fuego medio-alto y cuando esté un poco caliente, echar la pasta. Bajar el fuego y tapar, para que se cocine al centro. Mientras se cuece la pasta, ir separándalo de las paredes con la ayuda de una espátula. Dar la vuelta a la tortilla y esperar unos minutos más con la sartén tapada, repetir este proceso hasta que la tortilla esté cocida al medio. Esperar a que se enfríe para servir y cortar. Acompañar con chucrut y

Tortilla de lentejas coral y arame

Notas:

La alga arame es la alga femenina por excelencia, con un sabor dulce procedente de sus azúcares naturales. Es rica en minerales, particularmente en hierro, yodo y calcio. Está indicada en casos de hipertensión, infertilidad, vaginitis y dolores menstruales. Tiene un efecto depurativo sobre la zona genital y renal. Se pueden hacer baños de asiento con infusiones de alga arame para tratar diferentes tipos de afecciones del aparato genital femenino. Es recomendable en casos de anemia y favorece la circulación de la sangre y facilita la digestión.


Somos lo que compartimos