Introducción

El tempeh de origen indonesio es un fermentado de los granos de soja. Actualmente se encuentra en el mercado tempeh de garbanzos y/o condimentados con algas, tamari, especies, etc….Es una fuente de proteínas muy nutritiva, libre de grasas saturadas y contiene aceites esenciales como el Omega 3. Por su naturaleza enfriadora y expansiva, se recomienda su uso en cocciones largas o más intensas o en varias cocciones, para una mejor digestión y asimilación. El moho Rhizopus con cuál se hace la fermentación del tempeh resulta ser un antibiótico natural que aumenta la resistencia del organismo frente a las infecciones.

Instrucciones

1 – Tostar las almendras y reservar. Cortar el tempeh y el mochi en laminas finas. Cortar las cebollas, las zanahorias y la col en juliana fina y se pocha con un poco de aceite y una pizca de sal marina.

2 – Se hacen capas de tempeh, zanahoria y col lombarda otra capa de picles y el mochi. Se añade el zumo de manzana y se cocina de 20 a 25 minutos a fuego medio bajo.

2 – Cuando el mochi se deshace, se emplata y se decora con las almendras, el cebollino picado y se añade unas gotas de tamari.

Notas:

El mochi es un pastelito hecho con arroz dulce glutinoso. El arroz dulce se cuece y después se pica en un bol o en la misma olla con una maza grande hasta que quede deshecho. La medicina japonesa popular y tradicional atribuye al mochi la capacidad de calentar el cuerpo y de aumentar su energía. El sabor dulce del mochi tonifca el páncreas, el bazo, y el estómago. Es un alimento excelente para personas que están en una condición debilitada. Se recomienda el mochi para problemas de salud como la anemia, desequilibrios en el nivel de azúcar e intestinos débiles. Es muy beneficioso para mujeres embarazadas y lactantes. Deben moderar su consumo las personas con sobrepeso.

Receta: Tempeh estofado con mochi i picles de MacroSeny

Somos lo que compartimos