Introducción

El Bulgur es muy utilizado en medio oriente y en Africa de norte. Es trigo partido, primero lo cuecen después proceden al secado (de forma tradicional al sol) y finalmente es pisado. Ya se utiliza desde hace 4.000 años por las poblaciones hebreas. Uno de los primeros alimentos procesados.

Instrucciones

1 – Poner los orejones (albaricoques deshidratados) en remojo, un par de horas o hasta que se ablanden. Batir y reservar.

2 – Sacar la piel de la manzana y las semillas. Cortar en laminas finas.

3 – Poner en un olla a hervir:  las manzanas , el bulgur, el coco y una pizca de sal marina con el zumo de manzana.

4 – Bajar el fuego al mínimo y dejar cocer hasta que no quede más liquido.

5 – Mezclar bien y colocar en un molde de pastel engrasado con aceite de coco (opcional). Dejar enfriar. Cubrir con la compota de albaricoques. Decorar con trocitos de nueces, las pasas y los arándanos.

Notas:

Aunque el bulgur sea un procesado conserva un 95% del germen del trigo en su núcleo. De uso muy versátil, los platos más comunes am lo bulgur son el pilaf y el tabouleh. Ideal para deportistas, niños y personas convalecientes.
Con un bajo contenido en grasas va bien para regular el colesterol LDL. Por su alto nivel en fibras solubles (arrastran las grasas) ayuda a prevenir enfermedades cardiovasculares. También contiene fibras insolubles que que ayudan a mantener la salud de los intestinos.
El trigo, en  la Medicina Oriental tonifica los riñones, alimenta directamente el corazón y la mente. Calma y enfoca. Se recomienda en casos de insomnio, irritabilidad, menopausia difícil y inestabilidad emocional.
Estimula el crecimiento y el aumento del peso. Lo tienen que tener en cuenta  las personas con tendencia al sobrepeso y con crecimientos anormales (tumorales)  y no abusar del trigo y de sus derivados.
Hoy en día hay mucha gente con alergia al trigo: Se debe en su mayoría al uso de harinas rancias y a granos que se han modificado geneticamente. Algunas personas son solamente alérgicas a la harina. Evita comer trigo cuando observes: inflamaciones y gases, dolor de estomago, indigestión, moco excesivo. Para los intolerantes al trigo también se puede encontrar bulgur de espelta, el cuál tampoco es indicado para los intolerantes al gluten ni para los celiacos.

Receta: Pastel de Bulgur dulce con compota de albaricoques de MacroSeny

Somos lo que compartimos