Introducción

A quien no le apetece un dulce de vez en cuando? Porque sea dulce no significa que sea perjudicial para tu salud. Estas natillas 100%  vegetales, sin gluten y sin azúcares refinados son una excelente merienda saludable con propiedades anti inflamatorias, anti oxidantes y cuidan los  intestinos.

Instrucciones

1 – Hervir la bebida vegetal con la piel del limón y el sirope . En un vaso aparte diluir el kuzu con un poco de la bebida vegetal  fría y añadirlo a la cocción. Añadir un poco de cúrcuma para darle color.

2 – Remover lentamente, a fuego lento, hasta que tenga una consistencia cremosa. Servir en tazas individuales.

3 – Moler los frutos rojos liofilizados en el molinillo y espolvorear sobre la crema a temperatura ambiente.

Notas:

Kuzu: Raíz de una planta medicinal -Pueraria Lobata- de la cuál se obtiene un polvo blanco. Reequilibrante de la flora intestinal. Se recomienda su uso en caso de dolor de cabeza, mal estar intestinal (tanto estreñimiento como diarrea), mucosidades, alergias, entre otros. Tradicionalmente la Medicina Oriental también lo ha utilizado en el tratamiento de las adicciones.

Cúrcuma: Poderosa especie antioxidante y anti inflamatoria procedente de una raíz muy utilizada en cocina de la India y en la dieta / medicina ayurvédica. Ayuda a la digestión de las proteínas, evita las flatulencias, mejora la circulación, favorece la eliminación de toxinas y puede ayudar a regular los niveles de glucosa en la sangre, entre muchos otros potenciales terapéuticos.
Es el principal ingrediente del curry que se elabora con una mezcla de distintas especies. Para una mejor absorción se recomienda su empleo junto con una pizca de pimienta negra o jengibre. Se ha de tener en cuenta la calidad de la cúrcuma para poder disfrutar de sus propiedades medicinales y  su consumo ha de ser moderado. Es sensible a la luz pero se puede mejorar su estabilidad añadiendo jugos cítricos.

Frutos rojos: Nos aportan antioxidantes, gran cantidad de vitamina C, minerales y fitonutrientes (flavonoides) que son esenciales. Está demostrada su eficacia en la protección contra el cáncer, en la depuración de drogas y toxinas. También son protectores cardiovasculares y evitan la oxidación del colesterol.
Retrasan el envejecimiento y sus enfermedades asociadas. Sus pigmentos son más intensos y más atractivos a la vista, los que nos viene a indicar una mayor presencia de antocianinas, protectoras de los vasos sanguíneos y del sistema inmunológico. Reducen la inflamación, previenen ante alergias, entre muchas otras propiedades terapéuticas y nutritivas.

Receta: Natillas de kuzu, curcuma y topping de frutos rojos de MacroSeny

Somos lo que compartimos