Introducción

Hay tantas maneras de cocinar las legumbres y sin duda las cremas calientes son ideales para los menús de Invierno.  Las legumbres para que resulten más digestivas se cocinan junto con el alga Kombu y también se le pueden añadir hierbas o especies  digestivas, como el laurel, el comino, el tomillo… O ya raíces un poco picantes como jengibre y el ajo. Para que no queden duras, durante la cocción no se les pone sal hasta el final.  En esta receta hemos usado (una vez ya cocidas las alubias) un poco de tamari  (fermento de la soja) en lugar de sal marina para dar le una chispa de sabor salado y también teniendo en cuenta que los fermentos vegetales ayudan a la digestión y a una mejor absorción de los nutrientes.

Instrucciones

1 – Cortar la cebolla fina y saltear con el aceite de coco en la olla exprés, cuando esté un poco dorada añadir el puerro por último la chirivía, el alga kombu y el jengibre.

2 – Añadir después las alubias previamente remojadas durante toda la noche y añadir el agua hasta que estén cubiertas y las hojas de laurel.

3 – Hervir en la olla a presión tapada (la válvula te avisará cuando hierve) y bajar el fuego. Cocinar durante unos 40 minutos. Esperar a que salga toda la presión de la olla, con suavidad, antes de abrirla y una vez bien cocidas las alubias se añade el tamari y se bate hasta conseguir una crema suave.

Notas:

Para esta receta lo ideal para ganar tiempo es que utilices una olla a presión (son realmente prácticas para cocinar legumbres y algunos cereales integrales) aunque también se puede cocinar con otra olla normal, solo que hay que, por lo menos, doblar le el tiempo de la cocción.
En lugar de utilizar aceite de coco puedes utilizar el de oliva, pero te recomiendo que al menos una vez pruebes elaborar esta crema con el aceite de coco que le da un toque exótico y se une a la perfección con la dulzura de la chirivia, el puerro y la cebolla salteada en contraste con el apunte picante del ajo y el jengibre y el salado del tamari. Para terminar el plato: un hilo de aceite de oliva virgen extra de primera presión en frío y una pizca de pimentón en polvo dulce y ahumado.

Crema de frijoles negros en Macroseny

Somos lo que compartimos