Introducción

Nos encanta las “cookies” y las nuestras las puede aceptar sin recelos. En la Guía para ganar tiempo por la mañana y disfrutar del desayuno, recomendamos al menos una vez a la semana preparar un desayuno especial. Esta galletas son una de las propuestas que te ofrecemos para acompañar con un café de cereales o tu bancha o el kukicha matutino. Cuando ya hace buen tiempo las solemos acompañar de un batido, en que se combina una fruta, una hortaliza y una bebida vegetal, como por ejemplo: 3 fresas + 1/4 de bulbo de hinojo y 1/2 vaso de bebida de almendras.

Instrucciones

1 – Enciende el horno a 200º. Mezcla en un bol grande todos los ingredientes y deja reposar hasta que los copos se hayan bebido la bebida vegetal y quede una masa suficientemente compacta para formar las  galletas.

2 – Pon papel de hornear sobre la bandeja del horno, dale forma de “cookie” con las manos húmedas de aceite y hornea a 175º (aprox.) hasta que estén doradas por fuera (de 15 a 20 minutos, aprox.). Por dentro han de quedar tiernas y esponjosas.

Notas:

También resultan muy apropiadas para llevar las de excursión, visto que son muy energéticas, fáciles de transportar y saciantes, sin resultar a ser pesadas o indigestas. Les encanta a los niños y no tienen conservantes o otros aditivos sintéticos. Se pueden preparar para 3 o 4 días, conservando les en un bote de cristal hermético.  En la receta te proponemos que las elabores con arándanos deshidratados pero las puedes preparar con cualquier otra fruta deshidratada que resulte de tu agrado o que les tengas más a mano: uvas pasas, trocitos de orejones, ciruelas, dátiles …

Receta: Cookies de Avena y Arándanos de MacroSeny

Somos lo que compartimos