Introducción

Esta ensalada es muy práctica para llevar la comida y tomar fuera de casa, sin que las hojas verdes frescas queden con un aspecto poco apetecible. Procura transportar el bote de manera a que no se incline. El aliño después los encurtidos como las olivas, verduras encurtidas o alimentos duros como pepinos, zanahorias, rábanos, legumbres, cebolla, etc.  Sobre estos:  los ingredientes más ligeros como los cereales integrales (quinoa, arroces, trigo sarraceno, couscous, etc) y frutos secos, semillas o nuestros garbanzos tostados. Por fin las hojas verdes frescas ( rúcula, escarola, espinacas, canónigos, etc.) que no queremos que se empapen con el aliño hasta el momento de servir.  Cuando la vas a comer puedes volcar el bote en  un plato o, si lo quieres tomar directamente del bote, solo tienes que agitarlo tapado, de modo a que el aliño bañe al resto de los ingredientes.

Para la quinoa

1 – Con una olla a fuego bajo se seca la quinoa lavada, sin parar de remover. Mientras en otra olla se pone el agua a hervir con una pizca de sal marina.

2 – Añadir el agua hirviendo a la olla de la quinoa ya completamente seca y muy ligeramente tostada. Cocinar a fuego lento, con la olla tapada, aproximadamente unos 15′ o hasta que se quede sin agua y la quinoa haya liberado su germen.

3 – Con un tenedor remueve la quinoa con delicadeza y extiende sobre una bandeja, mezclando la ralladura de la lima. Espere a que se enfríe.

Garbanzos tostados

1 – Pre calentar el horno a unos 200º por arriba y por abajo. Retirar el agua del remojo de los garbanzos, lavar y escurrir bien.

2 – Poner los garbanzos en un bol y añadir el vinagre de umeboshi, el curry y el aceite de oliva. Mezclar con las manos de modo a que los garbanzos queden bien untados.

3 – Echar los garbanzos, dispersos, sobre una bandeja con papel de hornear y colocar en la parte central del horno. Reservar el liquido de curry con aceite y vinagre de umeboshi como aderezo para una ensalada. Separar pieles del garbanzo que se queden sueltes y los garbanzos que estén partidos.

4 – Echar los garbanzos, dispersos, sobre una bandeja con papel de hornear y colocar en la parte central del horno. Reservar el liquido de curry con aceite y vinagre de umeboshi como aderezo para una ensalada. Separar pieles del garbanzo que se queden sueltes y los garbanzos que estén partidos.

5 – Pasados unos 20′, probar un garbanzo a ver si ya está tostado o si necesita otros 5′. Una vez los garbanzos estén crujientes retirar del horno y esperar a que se enfríen.

Montaje del bote por capas

1 – Diluir bien, emulsionando el miso con el tahin y el zumo de lima. Añadir la cp de aceite de oliva y un poco de agua hasta conseguir la consistencia deseada, mezclar y reservar.

Notas:

Montaje del bote por capas:

1 – En botes de cristal limpios y secos: colocamos primero la salsa de miso y lima después y unas 5 0 6 seis olivas por bote.

2 – Después colocamos la zanahoria, por encima la quinoa y los garbanzos tostados. Tanto la quinoa como los garbanzos deben de estar completamente fríos. Asegurar que las capas que se han colocado hasta ahora están bien compactada.

3 – En botes de cristal limpios y secos: colocamos primero la salsa de miso y lima después y unas 5 0 6 seis olivas por bote.

Receta: Bote de Quinoa con garbanzos tostados de MacroSeny

Somos lo que compartimos