Recomendaciones para las comidas y cenas festivas:

1. Come despacio. Toma tu tiempo. Mastica bien cada bocado hasta se quede licuado antes de tragarlo.

2. Espera unas tres horas antes de tumbarte. Añadir un paseo puede ir muy bien. Andar cada día media hora de manera activa nos ayudará a eliminar los excesos. Sigue con tu rutina de ejercicios.

3. Evita llegar a la mesa con mucha hambre.

4. Evita las bebidas gasificadas y si tomas alcohol que sea de manera moderada.

5. Evita picar entre horas. Antes de cocinar, toma una merienda ligera.

6. Respeta las otras comidas, sobre todo el desayuno.

7. Incluye en los platos verduras frescas y preferiblemente de color verde. Si en la comida familiar no aparece este elemento, introduce lo en el resto de las comidas del día. Por ejemplo: una sopa, crema, verduras al vapor, hojas verdes escaldadas …

8. Una ciruela umeboshi muy masticada, inmediatamente, después de comer nos ayudará a digerir mejor el exceso.

9. Una infusión caliente una media hora después de comer, ayuda a digerir mejor.

10. Haga un menú equilibrado donde estén representados todos los grupos de ingredientes. Como entrante opta por una sopa o una crema. Como plato principal considera la opción de usar proteínas vegetales. Si optas por proteína animal prefiere el pescado o pavo ecológico. Evita las salsas con mucha grasa.

11. Hay veces que tendemos a contrarrestar el exceso de una comida con una cena sólo de frutas crudas. Sería preferible no ingerir frutas crudas y menos por la noche. Si buscamos algo ligero y dulce, mejor una compota de manzana o pera.

12. Si hemos consumido muchos dulces, lo primero es no seguir comiendo más azúcar en los días posteriores y tomar un té bancha caliente con 4 gotas de shoyu (salsa de soja) y media ciruela de umeboshi picada. Repetir el día siguiente en ayuno.

13. Si tenemos mucha sed no tomar agua fría en grandes cantidades, no es conveniente. Intentamos apaciguar esta sed con poca cantidad de líquido y que sea caliente, por ejemplo un té, añadiendo unas gotas de limón.

14. Haga los platos en porciones individuales en la cocina, evitando repetir por la inercia de tener una bandeja con comida delante.

15. Una vez se haya acabado de comer, retire todo de la mesa. Limpie los platos y la cocina y anime a los otros comensales a dar un paseo suave.

Disfruta de cada comida, prueba un poco de todo lo que te plazca y puedas. No te sientas culpable, ni te castigues por si te has salido de tu dieta habitual.Comparte la alegría de vivir y de poder disfrutar de una buena comida con aquellos que amas. Come con conciencia, de una manera sostenible, en la mayor medida posible ecológico y equilibrado.

¡Felices Fiestas!


Somos lo que compartimos